25 años del llamado a La Casa del Señor a Monseñor Antonio Rodríguez

Este año 2017 se cumplen 25 años del llamado a La Casa del Señor a Monseñor Antonio Rodríguez, fundador de nuestro Establecimiento Educativo.


¡Conócelo!  ¡Para no dejar de leer!

Biografía

Un Sacerdote Español

El padre Rodríguez fue el tercer hijo del matrimonio formado por Celedonio Rodríguez García y Benigna Rodríguez Álvarez. Nació el 5 de junio de 1902 en una pequeña aldea llamada Jacebanes, provincia de Orense, España.

En 1911, Antonio partió para Santa Fé junto a su madre y hermanos. Cuando sólo tenía 14 años escuchó el llamado de Dios e ingresó al seminario, gracias a la imprescindible colaboración económica de la familia del padre Maxwell. Fue ordenado sacerdote el 19 de diciembre de 1925 y celebró su primera misa dos días más tarde, en el santuario de Nuestra Señora de Guadalupe.

En su ejercicio apostólico, utilizó todos los medios a disposición para proclamar la verdad cristiana. Fueron varios los trabajos que realizó, como secretario privado del obispo monseñor Juan Agustín Boneo, hasta 1932, o fundador del periódico La Mañana..


La Gran Empresa con la fuerza que viene de lo Alto.

La asistencia a los habitantes de los barrios “orilleros” -como él los llamaba- fue una constante preocupación que tenía. Por eso, en 1941, inició su proyecto más ambicioso: fundó Obra de Barrios.

Era una institución que surgió oficialmente en 1945 para poder llevar “un poco de tonalidad humano-cristiana a los barrios orilleros que no tenían ningún centro que gravitara ni cristiana ni socialmente sobre ellos”, según él explicaba.

Durante la primera etapa, casi 20 barrios periféricos de nuestra ciudad recibieron la ayuda de Obra de Barrios. Para intensificar las tareas fue necesario que la entidad se estableciera en un lugar fijo. Por la carencia total de servicios básicos, tanto humanos como espirituales, el incipiente barrio de emergencia fue el sitio elegido.

En 1953 se dispuso la construcción de viviendas en dominios municipales ubicados al noroeste de la ciudad, el barrio de emergencia, adonde fueron trasladadas más de 100 familias que residían en la Boca del Tigre, al sur de la ciudad, sobre el Salado. En su mayoría se dedicaban a la pesca.

El traslado las dejó sin trabajo, sin luz, sin centros sanitarios ni educación, carentes de seguridad, de almacenes y de transporte. En medio de este paisaje desolador, los internos de la cárcel de las Flores y los primeros pobladores, levantaron una isla de 125 ranchos.

Las miserables condiciones de vida de estas personas representaban el mayor desafío para Obra de Barrios. Sin embargo, “decidimos ir a compartir, a alentar a esa gente y a promocionarla”, explicaba el padre Rodríguez, siempre preocupado por el desarrollo integral de las personas.

Por esta razón, dividió su acción en la obra evangelizadora (compartir la alegría de Jesús resucitado con los más pobres) y la social (indispensable para la dignidad humana).


Ayuda Evangélica y Social (Promoción humana- cristiana)

Para su tarea misional contó con la colaboración de seminaristas y fieles, provenientes de escuelas religiosas del centro, quienes se encargaron de catequizar a niños y adultos.

La obra social debió paliar las necesidades básicas insatisfechas de una población que, a un ritmo constante de crecimiento, no obtenía los recursos necesarios para vivir decentemente. El propio padre Rodríguez escribió que “Obra de Barrios debe distribuir casi diariamente alimentos esenciales a precios simbólicos a los habitantes más pobres para combatir su infra-alimentación y ubicarlos en condiciones de trabajo y/o estudio”.

Para ambas obras, Rodríguez contó con su reconocida “catanga”, un rastrojero que trasladó a los primeros catequistas y las donaciones de pan y carne. Fue un medio para alcanzar un imperioso fin: saciar el hambre de los hombres y mostrarles el camino al cielo.

Sin bandera política, el objetivo prioritario de Obra de Barrios fue la instalación de seis canillas públicas, pero luego siguieron las gestiones para conseguir la luz, un puesto sanitario y más viviendas. La estafeta postal, el teléfono público y el destacamento policial fueron la inevitable consecuencia de la expansión territorial.


Pasó a Llamarse Yapeyú

En 1956, el Barrio de Emergencia cambió de nombre y pasó a llamarse Yapeyú. Con los años se agudizó el trabajo de la entidad, ante el aumento poblacional.

Luego del desborde del río Salado, en 1966, más de un centenar de familias inundadas fueron trasladadas a los vagones de los viejos tranvías, que permanecían abandonados en la avenida 12 de Octubre. Una primitiva casilla de madera albergó las primeras actividades de Obra de Barrios.

Pero posteriormente aquella edificación rápidamente resultó pequeña. En 1957 el intendente Dr. José Busaniche cedió unos terrenos donde se comenzó a construir el complejo educacional comunitario Ceferino Namuncurá.

La construcción de la primera escuela fue el puntapié inicial en la toma de conciencia sobre el valor de la educación y el trabajo. En 1962 se inauguró la Escuela Técnica Particular N° 25, donde se dictaron cursos de carpintería, corte y confección y tejido, que brindaban una salida laboral para mejorar la calidad de vida de las familias.

Luego comenzaron a funcionar la escuela primaria nocturna particular incorporada N° 159 para adolescentes y adultos; el jardín de infantes particular incorporado N° 215; la biblioteca pública Misereor; la propaladora cultural Chimpay; la escuela primaria particular incorporada Nº 225 y el jardín maternal.


Complejo Ceferino Namuncurá

La construcción del Complejo Educativo Ceferino Namuncurá demandó más de dos décadas. La devoción por el cacique araucano fue una herencia del vínculo que el padre Rodríguez mantuvo con los padres salesianos.


Linea de Colectivo

Este tenaz emprendedor no sólo colocó bajo la advocación de Ceferino al complejo, sino que -teniendo en cuenta que la línea “S” de colectivo era la más cercana y finalizaba su recorrido en el hospital psiquiátrico- convenció a Vicente Rubino (empresario del transporte de pasajeros) para poner en funcionamiento la imprescindible línea de colectivo que entrara al Barrio Yapeyú y que llevó, justamente, por nombre Ceferino Namuncurá. “.


Virgen de los Pobres

El 9 de marzo de 1963 fue traída especialmente desde Bélgica por el padre Rodríguez la imagen de la Virgen de los Pobres. El fervor religioso de quienes esperaban a su patrona se apoderó de las calles de tierra del Barrio Yapeyú.

Niños y adultos acompañaron la imagen hasta su humilde morada: la capilla. Ésta fue una analogía de su pueblo: Yapeyú alojó en su seno a personas de diferentes barrios santafesinos, y el interior de la capilla ofrecía a los fieles una mixtura de viejos asientos de tranvías y de hospitales. La extensión del barrio y de las actividades religiosas reclamó, una vez más, un lugar de culto más amplio, acorde con las nuevas circunstancias. Cuatro años más tarde se colocó la piedra fundamental de la futura parroquia Virgen de los Pobres. El 31 de agosto de 1980, el arzobispo Monseñor Vicente Zazpe presidió la solemne bendición del templo parroquial terminado.


Dejó sus Huellas en la obras y el corazón de la gente.

El 10 de junio de 1992, con 90 años, falleció el padre Antonio Rodríguez. Los primeros habitantes del Barrio de Emergencia habían mirado con desconfianza aquella “catanga” que llegaba repleta de señoritas, jóvenes y seminaristas, enérgicos y predispuestos. Casi 50 años después, por esas mismas calles se iba el Padre Rodríguez.

Nadie dudó en acercarse a rendirle un último y emotivo homenaje al hombre que más atención les había dispensado. Él les había enseñado que cuando existe amor a Dios y a nuestro prójimo es posible el desarrollo humano de las personas y la satisfacción de la mayoría de sus carencias. Cuando ese amor está al servicio de los más necesitados le da vida a nuestra alma y fuerza al espíritu para realizar todo aquello que es agradable a los ojos de Dios.

26 mayo, 2018

0 responses on "25 años del llamado a La Casa del Señor a Monseñor Antonio Rodríguez"

Leave a Message

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Setup Menus in Admin Panel

Ir a la barra de herramientas